Páginas

sábado, 24 de septiembre de 2011

Sexo: ¿Ser el mejor o pasarla bien?

Una disociación y falta de madurez entre ambos conceptos explicaría el porqué las personas se frustran y no viven la sexualidad en plenitud.


Cuando se habla de sexo hay una regla fundamental, pasarlo bien. ¿Qué gracia tendría si uno no goza las cosas que hace o que te hacen? En el fondo de todo, lo que se anhela es la satisfacción. Cada persona busca y lucha por la felicidad en distintos ámbitos de la vida, igualmente, desea la felicidad en su vida sentimental y sexual. Pero, ¿qué pasa cuando se quiere ser el mejor y se olvida de pasarlo bien?



Camila, una muchacha pelirroja de 23 años me cuenta que “estúpidamente todas queremos ser la mejor en la cama”. Por el contrario, Daniel (26) comenta que él privilegia siempre pasarlo bien. Pero Raúl (30) afirma convencido que cuando está soltero, “hay que ser siempre el mejor, pero con polola, hay que pasarlo bien no más”. Agrega canchero que “es la ley del hombre, está escrito”.


Martina concluye con una reflexión de su madre “Siempre es importante pasarlo bien, pero siempre hay que intentar ser la mejor. Mi mamá siempre me dijo: una puta en la cama, una señorita en la calle. O ser una cabrona.


El psicólogo de la empresa El Efecto Mariposa, Luis Hernán Guerra, señala que los tiempos de la sexualidad cambian y se van modificando en la medida que son adolescentes, jóvenes, adulto jóvenes, edad mayor y ancianos, por lo que esta actitud variaría en cada caso. Pero en todos, la sexualidad sería un derecho.


Las relaciones de pareja dependen en gran medida de la disposición de ambos y se expresa por medio de iniciativas, más o menos explicitas. Tradicionalmente se suponía que la mujer debía de esperar a que el hombre marcara las pautas y era el quien se preocupaba de satisfacer y complacer a la mujer. Guerra explica que antes el irvarón tenía que “ser el macho, tener una buena erección y cumplir”. Afortunadamente, esto ha cambiado y ahora todos podemos explorar el juego de la seducción


El siquiatra y sicoanalista Alex Oksenberg, afirma que “la sexualidad es un ámbito donde cabe el dicho `lo mejor es enemigo de lo bueno`”. Explica que la confusión entre pasarla bien y ser el mejor tiene que ver con “que el afán de rendimiento, que es muy útil en el ámbito de las competencias, pero un obstáculo en el área de la potencia.


Oksenberg comenta que con alguna frecuencia “nos toca atender a alguien que padece de im-potencia porque se encuentra dominado/a por una ansiedad de ser competente o como se llama en sexología, sufre de una disfunción sexual debido a que está interferido/a por una angustia de rendimiento.


Guerra explica que esta disociación que hay entre pasarlo bien y ser el mejor tiene que ver con el ego de la persona. El experto explica que “el ego es una especie de combustible en la búsqueda de objetivos, para conseguir logros y ser el mejor”. Añade que el problema es que hay que controlarlo, porque “todo en la vida si se va a los extremos, es malo”.


El psicólogo Guerra explica que la sexualidad es mucho más. El experto se pregunta “¿cuál es el problema de genitalizar la sexualidad? Y responde que “la gente no entiende que el mejor aparato sexual que existe es el cerebro, porque es la disposición que yo tenga ante algo” Agrega que “el punto es que hay que saber que la sexualidad es un tú y yo y que no se trata de un yo y yo”.


Para entender el proceso Oksenberg recurre a Freud. El 1915 detectó en su viaje por las profundidades del alma, que el primer acto de amor de un ser humano tiene que ver con lograr una investidura de amor propio, narcisismo secundario le llamó él, durante la infancia, que nos permita hacernos cargo de nosotros mismos, para luego estar en condiciones de "amar a otro/s". Le llamó libido narcisista a la que inviste al yo y libido de objeto a la que se liga con otros y que nace como "desborde" del amor propio.


“Ambos tipos de libido, entran en juego en las relaciones erótico/amorosas, y se pueden enriquecer de un encuentro amoroso o íntimo”. Sin embargo explica el experto que “por momentos parecen estar en conflicto porque en la intimidad se experimenta una sensación de que está en juego el amor propio (ser el mejor o competente), a la vez que está en juego el entregarle o entregarse a otro, que es la el motor de la potencia del alma humana”.


Ambas experiencias (satisfacción del amor propio y del amor de objeto), producen "placer" y no tienen porque estar separadas en una experiencia amorosa, aunque suelen estarlo por "inmadurez" del desarrollo del amor adulto.


La investigación desarrollada por Association for Psychological Science afirma que aquellos que les importa más satisfacerse a sí mismos, son catalogados como buenos amantes por sus parejas. Los que se encontraban en el grupo más joven y que se consideraban más egoístas, ya que sólo buscaban sexo porque sentían "ganas" o solamente lo tenían para buscar su propio placer fueron descritos por sus mujeres como excelentes amantes.


Guerra advierte que esta situación de goce y ser el mejor se debe enmarcar en dos circunstancias. Cuando se está en una relación estable y cuando se habla de parejas esporádicas. En la primera confirma el especialista, “ser el mejor es una obligación, porque nos hacemos únicos”. En cambio en el segundo caso, “es sólo placer y no está mal en la medida que se tomen precauciones”.

No hay comentarios:

A NUESTROS LECTORES:

Mocacity.com agradece tu visita al primer portal de noticias y eventos de la ciudad de Moca, creado en 1998. MocaCity es actualizado varias veces al día y es parte de Hoyesnoticia.com, lider en noticia nacional e internacional.

Aprovechamos además esta oportunidad de contacto, para agradecer tu cooperación en el envio de notas, que puedan hacer de este Portal el más actualizado y dinámico de República Dominicana.

¨el problema de muchos periodistas no son las faltas de ortografía o de sintaxis, sino lo que significan¨.

franklindejstorres@hotmail.com Telf. 809.675.5604