Páginas

miércoles, 5 de octubre de 2011

AMBIORIX ROSARIO EN SU CASA LA UASD: Una vergüenza, pero a quienes responsabilizamos?

No resulta común que un  alumno  curse estudio  sin concluir por más de 20 años en la Universidad Autónoma  de Santo Domingo (UASD) y menos aun que ese alumno  sea  elegido presidente de la Federación de Estudiantes Dominicanos (FED), aunque  ni una cosa ni la otra constituye un delito, como  con razón ha señalado  el  bachiller Ambiorix Rosario.



Es de justicia decir que  ese estudiante que brega por más de dos décadas por completar  sus estudios de medicina tampoco tiene culpa  por ocupar por tanto  tiempo  una butaca en la UASD, ni por ganar unas elecciones en la que sufragó  el 10 por ciento de la matrícula de bachilleres, estimada en 180 mil  alumnos.


Hace tiempo que la Universidad Autónoma marcha por mal camino especialmente en lo relacionado con  el diseño y  aplicación de políticas de  garantía de calidad académica, extensión universitaria e investigación científica, por lo que sobrevive en medio de una bien organizada anarquía  administrativa y carencia de controles.


El bachiller Rosario es un producto de la UASD y a sus autoridades presentes y pasadas corresponde  involucrarse en profundo proceso de autocrítica porque esa universidad marcha hoy en dirección contraria a las necesidades  de la sociedad en materia de recursos humanos y de excelencia académica.


Tal parece que  en la universidad estatal no operan  los mecanismos de evaluación profesoral ni de baja estudiantil, al punto que  un estudiante puede  permanecer por más de 20 años  cursando una carrera de  cuatro años o un maestro impartir docencia sin  renovar sus conocimientos a través de maestrías, postgrado o doctorado.


Para ser justos, hay que admitir que  el singular caso de ese estudiante que hoy  ocupa la presidencia del sindicato estudiantil es, más que nada, un reflejo de la acelerada descomposición que  afecta a todos los estamentos de la sociedad  dominicana, donde el facilismo, populismo, privilegios y corrupción constituyen males que corrompen  la médula ciudadana.


No se acuse a ese estudiante de  permanecer por  20 anos en la mediocridad académica, no sin  enrostrar a  rectores,  decanos,  directores de escuelas y profesores de la UASD su primigenia responsabilidad por ese episodio, que  seguramente se repite una y mil veces  en la Universidad Primada.


Los votos son para que el bachiller Ambiorix Rosario pueda  completar sus estudios de medicina, realizar  alguna especialidad médica y  ejercer una promisoria  presidencia de la FED. Los culpables son otros, a quienes se dirige el índice acusador de una sociedad avergonzada.

No hay comentarios:

A NUESTROS LECTORES:

Mocacity.com agradece tu visita al primer portal de noticias y eventos de la ciudad de Moca, creado en 1998. MocaCity es actualizado varias veces al día y es parte de Hoyesnoticia.com, lider en noticia nacional e internacional.

Aprovechamos además esta oportunidad de contacto, para agradecer tu cooperación en el envio de notas, que puedan hacer de este Portal el más actualizado y dinámico de República Dominicana.

¨el problema de muchos periodistas no son las faltas de ortografía o de sintaxis, sino lo que significan¨.

franklindejstorres@hotmail.com Telf. 809.675.5604