Páginas

lunes, 25 de noviembre de 2013

¿Eres una tortuga o una liebre en la cama?

Integra la filosofía slow en tus encuentros horizontales para experiencias más placenteras.
Tus encuentros carnales no tienen porque convertirse en una carrera en la que está en disputa quién llega primero a la meta… o mejor dicho, al orgasmo. Para alargar el placer la filsofía slow propone ir más despacio y bajar la velocidad carnal. “La esencia del slow es que si ralentizas, si haces las cosas con calma, si te detienes, aparece un tiempo de reflexión que te hace replanteártelo todo”, dice Carl Honoré, autor de In Praise of Slow (Elogio a la pereza). “Además, la revolución slow no propone que seas una vaga, sino que hagas todo lo mejor posible, con amor”.


Los seguidores del slow sex dicen que si el sexo es tan delicioso, ¿por qué apresurar el orgasmo? Si él quiere ir directo al grano y apenas acaban de atravesar el umbral de la puerta de la habitación, ¡detenlo!
“La mayoría de las mujeres necesitan 20 minutos de excitación para llegar a la llamada plataforma
orgásmica, donde el clítoris alcanza su mayor sensibilidad y el cuerpo está preparado para la estimulación”, explica la sexóloga Ivonne K. Fulbright, autora de Hot Guide to Safer Sex (Guía caliente para un sexo más seguro).

Sin embargo, los hombres solo les toma unos 3 minutos estar listos.
El slow sex se basa en la filosofía tantra, donde las caricias, la respiración y olvidarse del reloj es indispensable para alcanzar el nirvana en la cama. Amar a tu hombre en cámara lenta alargará la experiencia y te unirá con él a un nivel casi espiritual. “El sexo espititual es un método para que ambos se conecten más profundamente”, dice Felice Dunas, autora de Pasion Play: Ancient Secrets for a Lifetime of Health and Happiness Through Sensational Sex (Juego de pasión: secretos antiguos para una vida sexual y felicidad para a través de sexo sensacional). Así como disfrutas pausadamente el postre más delicioso, conviértete en una gourmet del sexo: saborea toda la noche esas sesiones pasionales con tu bombón.

Cómo ir deliciosamente despacio
Cuando él quiera ir directamente rumbo sur, evade su movida; toma la iniciativa, pídele que se relaje y que se concentre en las caricias que le proporcionas. “El sexo es más ardiente cuando antes has tenido una extensa sesión de caricias”, dice Joy Davidson, autora de Fearless Sex (Sexo sin temores). Pero evita las caricias en su zona genital, al menos al principio, así ralentizarás el encuentro. Después, den un paso adelante para encender más el cuarto. “Jueguen y exploren sus cuerpos sin ningún objetivo en mente”, sugiere Ivonne K. Fulbright, autora de The Hot Guide to Safer Sex (La guía ardiente para el sexo seguro). “Una vez que descubran qué los excita, úsenlo como punto de partida para un sexo más sensual y espontáneo”. Mantén el contacto visual siempre. Después de un largo rato de estimulación, besos y toqueteos estarás lista para ir más lejos.

Ruta 69
“Algunas parejas no practican el 69 porque exige mucha coordinación. Pero pruébalo colocándote arriba. Es un modo estupendo de prolongar los preliminares antes del acto sexual, porque lo mantiene a él eróticamente ocupado y te proporciona a ti estimulación intensa”, explica Carol Queen, sexóloga en Good Vibrations (Buenas vibraciones) y autora de Five-minute Erotica. “Y como estás encima, controlas el ritmo. Para que dure más, actúa lentamente, incítalo y toma descansitos”.

¡Felicidades!
¿Viste fuegos artificiales en tu encuentro con él? ¡Felicítalo! “Tras el coito, él quiere saber si quedaste complacida”, dice Scott Haltzam, autor de The Secrets of Happily Married Men (Los secretos de los hombres felizmente casados). Si reconoces que lo hizo bien, la próxima vez seguro querrá superarse.

La luna de placer
¿Quieres alargar la experiencia y olvidarte del reloj sin culpas? La luna de miel es ideal para el sexo slow. “Cuando estás de vacaciones no tienes que lidiar con el estrés del día a día, que inhibe el sexo fabuloso”, explica Yvonne K. Fulbright, autora de The Hot Guide to Safer Sex (Guía hot para un sexo más seguro). “Y el cambio de ambiente anima a experimentar y a ser audaces”.

Sexo antes del sexo
Quieres avivar su libido e insinuártele ingenuamente. Dile que te ayude a doblar tu ropa interior. Un estudio publicado en el Journal Of Consumer Research mostró que después de tocar sostenes o ver una chica en ropa interior, los hombres son más propensos a buscar gratificación instantánea. Y ya sabes de lo que hablamos.

No hay comentarios:

A NUESTROS LECTORES:

Mocacity.com agradece tu visita al primer portal de noticias y eventos de la ciudad de Moca, creado en 1998. MocaCity es actualizado varias veces al día y es parte de Hoyesnoticia.com, lider en noticia nacional e internacional.

Aprovechamos además esta oportunidad de contacto, para agradecer tu cooperación en el envio de notas, que puedan hacer de este Portal el más actualizado y dinámico de República Dominicana.

¨el problema de muchos periodistas no son las faltas de ortografía o de sintaxis, sino lo que significan¨.

franklindejstorres@hotmail.com Telf. 809.675.5604