Páginas

domingo, 23 de diciembre de 2012

INTIMIDAD DE PAREJAS :: Problemas en el paraíso


En la intimidad con la pareja todo debería ser placer y deleite. El deseo, la pasión y una protección adecuada generalmente son suficientes para tener una vida sexual saludable. Sin embargo, el cuerpo y la mente pueden jugar en contra de los deseos e impedir el disfrute pleno de la sexualidad y, por temor o vergüenza, muchas personas no buscan la ayuda necesaria.


Falta de información sobre la propia sexualidad, prejuicios sociales, restricciones morales y religiosas, inadecuada educación sexual, así como experiencias de abuso sexual o violación, pueden ser factores detonantes de disfunciones sexuales. La mayoría de las personas con dificultades en su vida sexual no se atreven a confesarlo. No obstante, los prejuicios se deben dejar a un lado cuando se ven afectadas la calidad de vida y la convivencia con la pareja.

Las disfunciones sexuales son problemas complejos relacionados con lastres etapas de la respuesta sexual humana: el deseo, la excitación y el orgasmo. Tanto hombres como mujeres pueden verse afectados y en, ambos casos, existe una larga lista de causas que pueden ser físicas y/o mentales.

Si bien no hay información precisa, los especialistas estiman que hasta el 60% de las parejas (ya sea sólo uno o ambos miembros) tiene alguna disfunción o impedimento para llevar a cabo relaciones sexuales satisfactorias.

En la población mexicana, la eyaculación precoz y la incapacidad para sentir el orgasmo son las alteraciones más frecuentes. Otros datos revelan que los hombres se preocupan más por su desempeño sexual y suelen buscar tratamiento con mayor frecuencia que las mujeres.

En la atención de estos problemas, la ayuda psicoterapéutica resulta el tratamiento más efectivo, pues hasta ahora los medicamentos disponibles son escasos, algunos costosos y con efectividad en casos específicos, como el de la disfunción eréctil.

La terapia sexual consiste en el aprendizaje del erotismo, el autoconocimiento del cuerpo, la confianza y la comunicación abierta con la pareja.

Aunque se han dado pasos importantes en el estudio de estas afecciones, la ciencia aún tiene mucho por hacer, pues la complejidad de la respuesta erótica y las variaciones entre los sexos dificultan la labor de los investigadores. Disfunciones más frecuentes son:

Adicción al sexo. Deseo incontrolable de tener contacto sexual sin lograr una satisfacción plena. Se puede llegar a abandonar actividades cotidianas y exponerse a conductas riesgosas.

Disfunción eréctil. Imposibilidad de lograr o mantener una erección. Se presenta comúnmente a partir de los 40 años, aumentando su frecuencia y severidad con la edad y el padecimiento de diabetes o hipertensión.
Falta de lubricación vaginal. Es consecuencia de los problemas hormonales propios del climaterio, aunque también puede deberse a factores psicológicos.

Eyaculación precoz. Ocurre cuando el hombre eyacula antes de que lo desee con una estimulación sexual mínima antes o poco después de la penetración.

Eyaculación retardada Imposibilidad de eyacular bajo cualquier forma de estimulación.
Anorgasmia. Es la dificultad o incapacidad de la mujer para sentir un orgasmo.
Vaginismo. Contracción de las paredes vaginales que obstaculiza la penetración.
Dispareunia o sexo doloroso. Puede deberse a infecciones, lesiones vaginales y, en caso de los hombres, también pueden ser causados por alteraciones en el pene.

No hay comentarios:

A NUESTROS LECTORES:

Mocacity.com agradece tu visita al primer portal de noticias y eventos de la ciudad de Moca, creado en 1998. MocaCity es actualizado varias veces al día y es parte de Hoyesnoticia.com, lider en noticia nacional e internacional.

Aprovechamos además esta oportunidad de contacto, para agradecer tu cooperación en el envio de notas, que puedan hacer de este Portal el más actualizado y dinámico de República Dominicana.

¨el problema de muchos periodistas no son las faltas de ortografía o de sintaxis, sino lo que significan¨.

franklindejstorres@hotmail.com Telf. 809.675.5604