Páginas

viernes, 7 de octubre de 2011

DETRAS DE LA CAMARA: La Hija Natural película dominicana



Algo está cambiando en el cine dominicano, de buenas a primeras, aparecen no una, sino dos películas dominicanas que se apartan del trillo acostumbrado. Y lo extraño del caso es, además, que esas dos son obra de dos mujeres, dos chicas jóvenes cuyo talento se manifiesta en ambas obras: “Jean Gentil”, ya comentada antes, y ahora “La hija natural”, de Leticia Tonos.


Son dos estilos diferentes, son historias que no se parecen en nada la una a la otra, pero ambas tienen algo en común: se nota la mano de creadores que saben lo que están haciendo y, sobre todo, se nota la seriedad de sus enfoques.



“La hija natural” cuenta una historia interesante, la de una chica que es, como se dice corrientemente, “hija de la calle” de un hombre casado. María vive en una aldea con su madre, desde pequeña hay algo distintivo en ella: le gustan las mariquitas, tanto que las come.


Pero, cuando la madre de María muere, ella decide buscar a ese padre que era tan apostrofado por su madre: todos los hombres son sinvergu¨enzas, dice ella, pero María precisa de algo a qué aferrarse, busca cariño, comprensión y va a dar a casa de Joaquín, cuya esposa ha muerto, que es temido por la gente del pueblo porque dicen que por la muerte de ella le ha caído una maldición, que todo el pueblo está embrujado. Joaquín es áspero de carácter, debido, precisamente, a su viudez, a su soledad, pero el haitiano Polo Montif, que trabaja para él, le convence de permitir que María se quede en la casa como doméstica.


Esta historia, coherente, interesante en su enfoque, se mezcla con la de Justiniano, boricua que anda indagando en el pueblo sin que nadie sepa qué, y con la de Mélido, el hermano de la difunta esposa de Joaquín, quien conspira para quitarle las tierras y la casa al viudo.


Recalcamos la idea de lo bien presentada que está esta historia, el detalle de sus excelentes diálogos en los cuales sería difícil encontrar desperdicio, la fluidez con que se desliza la historia a través de una edición muy bien lograda, la esplendidez de la fotografía, que, aparte de remitirnos a la áspera belleza de esa región de Monte Plata, se distingue por la elegancia y la corrección de los planos, de su movimiento, y la discreta pero hermosa partitura escrita por Miguel Hiraldo, dispuesta con precisión sin caer nunca en la molesta costumbre de embadurnar las imágenes con chaparrones de notas sin sentido, o sea, poner música porque “en Dominicana se oye mucha música, se baila mucho y de todo”.


Algo que destaca en este film de Leiticia Tonos, algo que es realmente un verdadero logro, es la creación de los personajes. Y no nos referimos a los principales, a María, a Joaquín, a Justiniano, sino a esa gama que secundarios que logran colmar la pantalla de gracia y certidumbre: el haitiano Polo Montif, el hermano de la difunta, el dueño del bar, el cura del pueblo, los niños “protectores”, el pequeño todo un dechado de vivacidad y destreza, la “bruja”, el abogado… en otras palabras, que se ha construido todo un pequeño universo que da solidez y coherencia a un relato que ya, de por sí, es bueno y bien llevado cinematográficamente.


Unas pocas palabras más: es buen cine, es digno de verse, me gustó mucho más que el “maravilloso” estreno de Hollwyood que vimos esa misma noche del jueves y de la cual no vamos a escribir, por lo menos extensamente. 


FICHA DE EVALUACIÓN
La hija natural. Dirección y Guión: Leticia Tonos Fotografía: Sonnel Velázquez Musicalización: Miguel Hiraldo Intérpretes: Julieta Rodríguez, Víctor Checo, Andrés “Velcro” Ramos, Gastner Legerne, Frank Perozo, Kalent Zainz. Jochi Santos, Vickiana.

No hay comentarios:

A NUESTROS LECTORES:

Mocacity.com agradece tu visita al primer portal de noticias y eventos de la ciudad de Moca, creado en 1998. MocaCity es actualizado varias veces al día y es parte de Hoyesnoticia.com, lider en noticia nacional e internacional.

Aprovechamos además esta oportunidad de contacto, para agradecer tu cooperación en el envio de notas, que puedan hacer de este Portal el más actualizado y dinámico de República Dominicana.

¨el problema de muchos periodistas no son las faltas de ortografía o de sintaxis, sino lo que significan¨.

franklindejstorres@hotmail.com Telf. 809.675.5604