Páginas

miércoles, 17 de agosto de 2011

Prolifera el 'sexting' entre adolescentes; ¿sabes qué es?


Intercambian, por medios electrónicos, imágenes o textos propios con un contenido sexual o erótico; el problema, terminan siendo públicos. A Carla le gustaría coquetear con algunos chicos de su instituto, pero no se atreve a hacerlo ‘cara a cara’. Jesús busca una forma divertida para agregar un poco de "sal y pimienta" a las relaciones amorosas con su joven pareja. Por su parte, Alicia quiere ser más aceptada y popular entre su grupo de amigos y conocidos, tanto en su barrio como en su centro de estudios.



Para cumplir sus objetivos, estos tres adolescentes, al igual que muchos otros jóvenes de edades comprendidas entre los 10 y 17 años, recurren a las nuevas tecnologías para expresar su interés hacia otra persona de su misma edad de una manera más sensual y original, y muchas veces atrevida. 


Carla, Jesús y Alicia, son ‘sexters’, es decir adolescentes y jóvenes que practican el ‘sexting’, un neologismo que todavía carece de una traducción definitiva, pero que en general se entiende como el intercambio por diversos medios electrónicos de imágenes o textos propios, con un contenido sexual o erótico, más o menos explícito. 


El ‘sexting’ consiste en el envío y recepción, sobre todo de  fotografías y videos, en una postura sexy aunque no necesariamente desnudos ni eróticos, así como mensajes electrónicos, con diversos grados de insinuación sensual, producidos generalmente por el propio remitente. 


Habitualmente estos contenidos los crean los adolescentes para enviarlos como regalo a su propia pareja o como un recurso de flirteo. Así, son los responsables del primer paso en la difusión de una foto o video, que puede entrar en una cadena de reenvíos que hace que puedan ser conocidos de forma masiva y acabar en la red, escapando al control del protagonista.


Riesgos


A este riesgo se refiere el mensaje "Cuando una imagen sale de tu móvil pierdes para siempre su control" que forma parte de la "Guía sobre adolescencia y 'sexting': qué es y cómo prevenirlo", elaborada por el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO) y la organización "PantallasAmigas".


"Aunque el ‘sexting’ no es un fenómeno exclusivo de los menores, ya que las personas adultas también lo practican, la falta de cultura de privacidad entre los adolescentes y la menor consciencia de los riesgos determinan su especial vulnerabilidad", según Víctor Izquierdo, director general de INTECO.


Entre los riesgos del ‘sexting’ adolescente, figuran la amenaza a la privacidad y la humillación pública que puede sufrir el menor que ve difundida su imagen en la red, lo cual puede derivar en trastornos psicológicos, según Pablo Pérez, gerente del Observatorio de la Seguridad de la Información del INTECO.


Además según los expertos de INTECO el ‘sexting’ puede propiciar el ‘ciberacoso’, consistente en que que un menor hostigue a otro mediante insultos, amenazas, vejaciones o chantaje, a través de un canal tecnológico, o que las fotos o videos de contenido sexual caigan en manos de una persona que las emplee para extorsionar o chantajear al protagonista con el fin de obtener algo de él, en lo que se conoce como ‘sextorsión’.


Asimismo, la circulación por Internet de imágenes eróticas puede llamar la atención de adultos, que mediante estrategias intenten ganarse la confianza del menor para obtener concesiones de índole sexual, un fenómeno que se conoce como ‘grooming’.


Según Jorge Flores Fernández, fundador y director de "PantallasAmigas", los padres tienen poco margen de actuación ante el ‘sexting’, por lo que las acciones deben ir encaminadas a que el menor tome conciencia del riesgo de lo que está haciendo.


Posibles causas


"¿Qué puede llevar a un adolescente a enviar una imagen de alto contenido sexual de sí mismo a su pareja o a alguien con quien quiere flirtear usando el teléfono móvil?”, se pregunta Flores, y admite que “la respuesta no es fácil ya que es una práctica reciente sobre el que no hay grandes estudios, aunque en la que podrían confluir varios factores".


Por ejemplo algunos adolescentes “creen que una imagen en un terminal móvil está segura, confían plenamente en la discreción del destinatario del envío y sienten cierta presión de grupo que les lleva a ganar notoriedad y aceptación en el contexto digital”, señala el director de "PantallasAmigas".


Por otra parte, “las influencias y modelos sociales a las que están expuestos los adolescentes distan del recato, y éstos desconocen las consecuencias que puede llegar a tener que una imagen comprometida sea de dominio público”, según el experto, que añade que otras de las posibles causas del ‘sexting’, es “la natural falta de percepción del riesgo que acompaña a la adolescencia y su espíritu transgresor”


Para prevenir los serios problemas que puede generar esta práctica la “Guía sobre adolescencia y sexting" recomienda a sus destinatarios, los propios menores, que recuerden que "una imagen en Internet es de todos", y que resistan a la presión de los demás, así como que no cedan al chantaje y eviten participar en la cadena de reenvíos electrónicos.


El mensaje principal de la Guía es: “Cuando envías una información pierdes el control sobre ella y su destino. Piensa antes de publicar”.


Es decir, una vez que se ha decidido pulsar el botón ya no hay marcha atrás y nunca se podrá estar seguro de que la persona a quien se le ha mandado un mensaje, una imagen o un video los mantendrá en la privacidad. 


Puede incluso que, por un error o una acción malintencionada de terceros, esa imagen pase a ser de dominio público.


Según la Guía de INTECO, la seguridad y privacidad en las nuevas tecnologías a veces puede ser vulnerada de las formas más simples.


La pérdida del teléfono móvil (si no está protegido) puede poner a disposición pública nuestra información, y también existen vulnerabilidades e infecciones con “virus informáticos” (malware) que pueden permitir un acceso no autorizado. 


“Si no se está seguro de poder proteger información sensible puede que sea mejor no tenerla guardada en ese dispositivo”, se aconseja desde esa fuente a los menores.


“Si se reciben solicitudes insistentes para que proporcionemos una imagen por parte de una persona querida o de confianza o se sufren amenazas de alguien desconocido, la única decisión acertada es no ceder a las peticiones bajo ningún concepto. Si se trata de alguien malintencionado, habría que solicitar el apoyo de un adulto responsable”, también recomienda la publicación.

No hay comentarios:

A NUESTROS LECTORES:

Mocacity.com agradece tu visita al primer portal de noticias y eventos de la ciudad de Moca, creado en 1998. MocaCity es actualizado varias veces al día y es parte de Hoyesnoticia.com, lider en noticia nacional e internacional.

Aprovechamos además esta oportunidad de contacto, para agradecer tu cooperación en el envio de notas, que puedan hacer de este Portal el más actualizado y dinámico de República Dominicana.

¨el problema de muchos periodistas no son las faltas de ortografía o de sintaxis, sino lo que significan¨.

franklindejstorres@hotmail.com Telf. 809.675.5604