Páginas

domingo, 17 de julio de 2011

Cómo educar la abstinencia sexual en los adolescentes

La postergación del acto sexual pareciera ser uno de los grandes temas de la educación sexual y unas de las cuestiones que más complican a los padres a la hora de guiar a sus hijos por este camino. Hay que tener en cuenta que la idea religiosa de llegar virgen al matrimonio no les llega a ellos.

Basados en preceptos religiosos, muchos padres les inculcan el valor superior de no sostener relaciones prematrimoniales y llegar vírgenes al matrimonio, pero muchas veces este mensaje no tiene eco en los jóvenes.
El psiquiatra Ricardo Capponi sabe que lo anterior es cierto y por eso aborda el tema de la postergación sexual en su último libro 'Sexualidad sana, qué y cómo enseñar a los hijos' de editorial El Mercurio-Aguilar. El tema es un capítulo del libro que comprende muchas otras materias referidas a prevención y cuidado que se deben transmitir a los jóvenes.
El especialista sostiene que uno de los componentes de la voluntad del ser humano es saber renunciar a las satisfacciones inmediatas y en el caso de la sexualidad eso implica posponer un encuentro sexual en un momento en que no se dan las condiciones para que el encuentro sea vivido en respeto, amor y cuidado.
A esta voluntad, dice Capponi, que opta libremente y promueve el crecimiento de uno mismo se le llama "voluntad saludable" y es la que se debe promover en los hijos.
"La voluntad saludable no se construye sometiéndose a máximas, prohibiciones, interdictos y dogmas cuyo sentido no se entiende. Al contrario, este tipo de subyugación a la ley genera resentimiento y, más temprano que tarde, la rebelión que tales sentimientos promueven llevan a la voluntad fallida", explica.
Capponi dice que esto es lo que acontece especialmente en la adolescencia, cuando se transita por un sano período de marcada rebeldía a la autoridad, especialmente la de los padres.
Sin embargo, agrega que el problema es mayor cuando los mensajes que reciben los jóvenes son permanentemente ¡gocen!, disfruten al máximo todas sus experiencias sin importar las consecuencias.
Aún así cree que la crisis de voluntad que se observa en estos tiempos, va a la par con la voluntad férrea que muestran muchos jóvenes por obtener sus metas a base de esfuerzos.
Ricardo Capponi, entonces, sostiene que hay que tener presente que la vida sexual del ser humano, al no estar regida exclusivamente por la fuerza de la biología, del instinto vía excitación sexual, como en los animales, deja espacio para el ejercicio de la voluntad en su desarrollo y realización.
Así, añade, al incorporarse un elemento conductor, que proviene de la capacidad reflexiva del individuo y le da plena conciencia y libertad a su acción, se hace posible que las manifestaciones finales de la sexualidad sean resultado de opciones, de la elección entre distintos caminos y metas.
"Lo sano para el desarrollo sexual es que a partir de la pubertad se aborde la excitación para poder así transformarla en deseo erótico. En esta etapa no es recomendable promover la represión ni la negación. Una vez constituido el deseo erótico, la tendencia natural es a experimentarlo cuando éste se active en los vínculos posteriores de la adolescencia y adultez. Sin embargo, una vez constituido el deseo erótico, cabe la posibilidad de renunciar a él, de sacrificarlo", postula.
El especialista aclara que la renuncia o sacrificio de la sexualidad consiste básicamente en la opción por contener en la mente, en la imaginación todas las variantes del deseo sexual y aplicar la voluntad para disminuir la intensidad de ese deseo, evitando así traducirlo en un acto que lleve a la relación sexual.
"La voluntad opera acá privando al cuerpo del placer de la realización concreta de la fantasía, que busca el acto carnal con el cuerpo del otro" y en esto la mente se expuesta a la necesidad de un trabajo de elaboración, de un esfuerzo emocional exigente que promueve la sublimación del deseo erótico. Sin embargo, hay que tener presente que la voluntad opera con realismo y no somete a la mente a situaciones que la ven a ser imposibles de manejar.
"Hay que tener presente que este camino de renuncias le va a exigir trabajo emocional al aparato mental. Si el aparato mental no tiene las condiciones ni los recursos necesarios para buscar y encontrar caminos sublimatorios, se corren dos riesgos: la actuación impulsiva como una forma de descarga de la tensión acumulada en esa exigencia imposible de cumplir, o la vuelta a un camino de negación y represión de la sexualidad", explica.

No hay comentarios:

A NUESTROS LECTORES:

Mocacity.com agradece tu visita al primer portal de noticias y eventos de la ciudad de Moca, creado en 1998. MocaCity es actualizado varias veces al día y es parte de Hoyesnoticia.com, lider en noticia nacional e internacional.

Aprovechamos además esta oportunidad de contacto, para agradecer tu cooperación en el envio de notas, que puedan hacer de este Portal el más actualizado y dinámico de República Dominicana.

¨el problema de muchos periodistas no son las faltas de ortografía o de sintaxis, sino lo que significan¨.

franklindejstorres@hotmail.com Telf. 809.675.5604